Son muchos los casos en los que, sobre todo cuando llega el verano, las personas se van de vacaciones y dejan sus casas totalmente descubiertas. Hoy en día, con el aumento de las ocupaciones ilegales, es muy difícil evitar que los okupas no abran tu casa y puedan acceder a tu vivienda ocasionando multitud de problemas. Es por eso por lo que te mostraremos a continuación una serie de consejos de seguridad para prevenir estos incidentes, que pueden servir también para evitar robos en determinados casos.

Recomendaciones para prevenir la entrada de okupas

Que parezca estar siempre habitada

Generalmente los usurpadores antes de entrar suelen vigilar el edificio que quieren ocupar, intentando detectar cualquier signo de que la casa objetivo pueda estar vacía. Para ello, te recomendamos la recogida frecuente de las cartas que haya en el buzón, tener alguna luz encendida de vez en cuando a través de un mecanismo moderno que lo permita sin necesidad de estar ahí presente o no bajar las persianas completamente.

Si es posible, otra alternativa sería alquilarla durante el tiempo que no vaya a estar habitada por los propietarios, de esta forma no sería de atractivo para posibles okupas o ladrones.

Una buena inversión en la seguridad de puertas y ventanas

Un elemento muy importante es tener una puerta segura, tanto en la propia casa como en el portal, que sea lo más resistente posible ante posibles golpes o daños que se puedan ocasionar, pues es una vía de acceso principal junto con las ventanas.

Cámaras y alarmas

En la actualidad, es posible que la policía pueda actuar de inmediato sobre una casa ocupada ilegalmente sin ningún tipo de orden judicial cuando se tengan pruebas del momento en el que se usurpa la vivienda, por eso es tan importante la instalación de mecanismos de seguridad que permitan pillar infraganti a estos individuos.

Mantener alerta a tus vecinos

Que tus vecinos puedan cooperar es fundamental para estos casos. Si tienes una buena relación con los mismos, puedes mantenerles informados de tu ausencia y podrán estar pendientes ante posibles movimientos o ruidos extraños. Será mucho más fácil si la comunidad cuenta con un portero o conserje que impida el paso a personas desconocidas.

Tener cuidado con las redes sociales

No se debe publicar en las redes sociales todo lo que vamos a hacer en relación con nuestros viajes o vacaciones, pues esta información tiene un especial poder para estos individuos.

¿Qué debemos hacer si han ocupado nuestra casa?

Si aun siguiendo todos los consejos que se han explicado es inevitable la entrada de okupas, es indispensable tener conocimiento sobre cómo actuar ante esta situación en la que tu casa ha sido ocupada de manera ilegal.

Lo primero que hay que hacer es llamar a la policía, nunca sabes con qué puedes encontrarte y ellos saben cómo actuar ante estos casos.

Posteriormente se tiene que determinar el tipo de ocupación, es decir, si ha sido de la vivienda donde se habita generalmente o de una vivienda que está deshabitada, pues son delitos diferentes y el cuerpo policial actuará según el caso de manera distinta.

De esta forma, si es en la vivienda habitual, la policía no necesitará una autorización judicial para entrar en la casa.

Si ocupan el domicilio que no es utilizado usualmente por los propietarios, el plan de acción cambia, pues la policía no puede entrar ni echarles en el momento. Podrá mediar para que salgan por su propio pie, cosa que no suele ser frecuente, pero que, si pasara, se procedería a la identificación de los mismos y se pasaría a realizar el procedimiento de denuncia correspondiente.

Si por el contrario se niegan a abrir la puerta, hay varias alternativas.  Por un lado, poner una denuncia, que no suele tener éxito porque es necesario la identificación de los delincuentes para que resulte efectiva. Por otro lado, actuar por la vía civil iniciando un procedimiento de desahucio.

No debes actuar nunca por tus propios medios y entrar a la fuerza, pues según la ley pasarías a convertirte inmediatamente en delincuente cometiendo un delito que conlleva incluso hasta años de prisión.